miércoles, 11 de diciembre de 2013

Hacer de padre


El lunes pasado había quedado en recoger a Julia a las 9:30 para subir a esquiar a Valgrande (Pajares, Cordillera Cantábrica). Lunes de super-puente de la Constitución-Inmaculada. Hasta la bandera en la pequeña estación de esquí, esperando tres cuartos de hora en la taquilla para sacar el pase de cuatro horas para compartir con "la niña de mis ojos" algo que nos gusta a los dos: esquiar.

Según dejé el coche pensé: "esto es peor de lo que me había imaginado...", pero decidí poner un poquito de mi parte y no salir corriendo.

Los días anteriores del puente como no estaba con Julia había ido a esquiar sólo por la mañana a Pajares, luego cena con los colegas, luego escalada con resaca en Otura, luego para Fuentede a pillar el teleférico y subir con los esquís hasta la Padiorna y de nuevo a escalar en Otura...ya sin resaca. ...Con la precoz nieve de noviembre, el facebook se había calentado con toda la actividad de los colegas agregados y llovían ofertas para marchar a mil sitios paradisíacos a hacer hielo, o a escalar, tambien para esquiar, o incluso si eras más ambicioso o pretendías hacerte con algún record FIFA hacerlo todo descalzo con los brazos en cruz y a la pata coja, en traje de baño y con el único material que te podía aportar una caja de cerillas de madera. Pero...., al final utilizando mi sentido común (que es pequeño, pequeño) decidí quedarme en casa y disfrutar de lo que tenía alrededor y así incluir a mi hija en el pack.

A veces en nuestra búsqueda de la verdad y del sentido de la vida...agudizamos nuestro egoísmo hasta rozar el ridículo: persiguiendo sueños incumplidos, ensayando el "a vista" hasta que nos sale..., ....comprando la felicidad ¿???. Nos auto convencemos de que los niños crecen tan rápido que en un momento están haciendo su vida y sólo nos reclaman cuando necesitan más dinero..., y así nos auto justificamos en la actitud más mortal de los mortales que se resume en: tú a lo tuyo y yo a lo mío. Lo hacemos con los amigos, lo hacemos con la familia, lo hacemos con los hijos...y ¡QUE GRAN ERROR!

Este año cuando empecé a hacer de skyman, reparé primero los esquíes de Julia, tal vez intentando justificar inconscientemente que con eso ya cumplía mi responsabilidad de padre para con el esquí de estación de mi hija. Luego reparé el resto, cuatro pares más.
Julia se había cogido los esquís y las botas en el Troclatón por 50€. Reparándoselos pude hacer con facilidad la radiografía del usuario anterior: niño/a que uso poco o nada los esquís, mayormente usado por algún parkin de estación de esquí no por las pistas y en el que sus padres seguramente no se molestaron ni en meterle el peso adecuado a las fijaciones..., o sinó es que el guaje estaba gordo gordo...
La suerte para Julia fue que había cogido una ganga que sólo necesitaba encerar y afilar cantos. Sus esquís estaban listos para esquiar por la estación...pero por favor: que no me pidieran a mí subir con ella y pasar por ese suplicio...de eso ya se encargaría su madre. Pero Rosana (su madre) ya me había advertido: "se te va a caer la baba cuando veas lo que ha progresado Julia esquiando". Y ciertamente se me cayó.

Julia, aunque ya tiene 12 años, es muy mari-pruden. Esquiando siempre tengo que animarla a plantearse nuevos retos...y si lo ve muy chungo...me abandona, como todas. Pero eso es lo de menos, porque con ella de nuevo recordé que lo importante no es el qué, sino el con quién.
Y juntos esquiamos y nos divertimos evitando coger las sillas de Brañelín  y la del valle del Sol, donde la gente aguardaba grandes colas, combinando la percha del Vallón con la silla vieja de dos que lleva a la percha "violadora" del Tubo...Juntos, como Mingo y Teresa, disfrutamos de esa sensación de libertad que sólo te produce el deslizar sobre unas tablas de esquí hasta que decidimos que ya habíamos ganado la comida, Y mientras, ya en la cocina, yo preparaba el pollo al horno y ella los coulant de chocolate de postre, le pregunté:

- Julia, ¿lo has pasado bien?
Me miró y símplemente me contestó: - Muy bien.


NO HAY JUSTIFICACIÓN PARA LO INJUSTIFICABLE, (aunque la busquemos....)

Un abrazo

lunes, 28 de octubre de 2013

Lou Reed, Chulilla y alguna cosa más…



Corrían mediados de los 70 cuando un yanqui judío con estilo revolucionaba la música pop-rock con ritmos extravagantes y gestos a la post que evocaban creatividad, futuro e inconformismo. Lou Reed se hacía un hueco en el panorama de la música con títulos tan evocadores como Sweet Jane http://youtu.be/Uc26EFI1_nw.
Sin embargo como uno es de pueblo y de país eternamente plantado en las vías del desarrollo no me enteraría de esto hasta 10 años más tarde cuando para perder un poco de catetismo me trasladé a Oviedo para estudiar Geología. En los Ochenta llegar a Quiros el fin de semana para escalar era sagrado para todos los que estábamos enganchados a esa droga llamada Factor g. Quiros era la meca donde nos reuníamos en el refu, escalábamos hasta reventar los brazos, nos bañábamos en la fuente y hacíamos concursos de tracciones por la noche, contando historias de gente que escalaba mucho o poniendo algún que otro pase de diapos. Quiros era el paraíso. Por aquel entonces Cándela, que ya tenía setenta y muchos, era la refugiera y por las mañanas se encargaba de despertarnos, para cobrar la pernocta antes de que algún listillo se fuera sin pagarle.
Un día de mediados de los ochenta, a ese ambiente idílico llegaron unos pijosos, con enormes rastas (las primeras que mis párvulos ojos veían), llegaron al refu para asentarse en él tres o cuatro meses…; Sus piojos, junto con sus borracheras contínuas y las consiguientes resacas, consiguieron espantarnos de allí una temporada y explorar otras zonas de escalada Astur que no fueran Quirós. Dejando de nuevo en el más profundo de los desamparos a Candela y sus hermanas mayores María y Vicenta. Las tres solas ante el peligro de estos paleo-perro flautas de la época expertos en cosas innovadoras como eran por aquél entonces, las rastas y  las drogas varias. Hablo de ellos porque un día uno me dijo insistentemente que el mejor músico de toda la historia era Lou Reed…y yo que nunca había oído hablar de él hacia un acto de fe ante alguien tan moderno y cualificado en innovación.
Lou Reed cruzo el final de su camino ayer tras un fallido trasplante de riñón. Seguro que su vida lineal fue más longeva que la de sus seguidores piojosos de Quirós y también su aportación a la creatividad y modernidad. Cuando volvía de Chulilla después de escalar una semana por allí me enteraba de su muerte. Y en cierta manera el ambiente atemporal de esta escuela Valenciana me recordó también a aquellos años Ochenta de Quiros en el que escalábamos y  luego disfrutábamos con los colegas en un ambiente rudo y primigenio de los placeres postescalada….socializando y aprendiendo a vivir.
A Chulilla llegamos por insistencia de Cris que había estado con Mari y Cris ti na en Abril y les había encantado el sitio. Como este verano se habían asentado en Teverga Mónica y sus amigas de Chulilla, contactamos con ella para ver donde podíamos dormir. Enseguida nos puso en contacto con Nacho, quien junto con su madre Herminia, regentan el bar más emblemático de Chulilla: el Tito’s, donde entre otras cosas os podéis comprar la guía de escalada. El plan era sencillo escalar todo lo que las fuerzas y la luz nos dejara y después ducha, cena y a descansar hasta el día siguiente para hacer lo mismo. Visitamos tres veces sector Oasis y una vez Pared de enfrente y  otra Sex Shop. El noventa por ciento de las líneas buenas o muy buenas, algunas algo pulidas. Lo peor las moscas y el polvo que lo impregnaba todo, cuerdas, arnes, ropa…etc. Yo pensaba en cómo era posible estar allí dos días seguidos sin ducha…como habían estado las chicas en primavera….y me acordaba de los rastas piojosos de Quiros….





La Escuela se sale, pero lo mejor es la mano que tiene Herminia en la cocina preparando paella auténtica de la zona y unos calamares que se salen. En fin sufriendo y aprendiendo que diría el otro…
mientras en este país Rajoy le dice a los yanquis que no pasa naaaa, que espíen lo que quieran que paga él la ronda; la gente está ocupada protestando contra la justicia injusta y el guaje Villa vuelve a deleitarnos con dos goles y una asistencia.

Un abrazo amigos

lunes, 17 de junio de 2013

La sinceridad ofensiva



Cuando era más joven, y tenía de referencia a otras personas aprendí que la sinceridad es una virtud que ayuda a diferenciar a los amigos de los conocidos. Alberto Sío, mi gran amigo, compañero de estudios y escaladas, una noche turbia del tercer curso de geología (año 1985) en el campamento de estratigrafía bajo los efectos del libado excesivo de alcohol, cayó comatoso al suelo. Como sabía que padecía de un soplo al corazón enseguida aparté al resto de los compañeros que como él tenían tanto exceso de alcohol, como falta de cordura. Se desvaneció ligeramente y en cuanto volvió a abrir los ojos, con un pedo tremendo me miró  y me espetó a la cara: ¡Brojos tres años viviendo juntos y no tienes ni puta idea de quién soy yo y lo que pienso! Y  a renglón seguido se terminó de despachar vomitándome encima, justo antes de volver a perder el conocimiento.
Ese hecho marcó la relación a posteriori y basamos nuestra amistad en una sinceridad total, incluso ofensiva diría yo. De hecho cuando era joven y orgulloso presumía de practicar la sinceridad ofensiva: hay que decir a los demás lo que piensas realmente, incluso aunque ofendas, y más si es un amigo. Sin embargo aunque me lo creía a pies juntillas, no fui del todo fiel a esta máxima, ni siquiera con la gente más querida. Porque sólo cuesta poco decir las verdades que afectan a los demás, pero no las que ponen en cuestión las propias miserias.
Cuando empecé este blog por el año 2009, aún pecaba de soberbia y me permití ironizar sobre determinados pecados capitales presentes en el mundo de la montaña y la escalada como son la soberbia y la envidia y con ello desaté otro (la ira) de los que se sintieron aludidos, aún sin poner ejemplos con nombres propios. El experimento me costó malos rollos varios y perder a más de un amigo. Es evidente que estaba en un error. Hoy en día pienso que los consejos y las opiniones sobre los demás hay que darlos cuando te los piden, a cuenta gotas y mirando a los ojos del implicado. Porque una opinión personal no es más que eso (personal) y cuando se hace pública puede resultar claramente ofensiva. Entonces os preguntaréis ¿Qué hace este tío hablando sobre la sinceridad ofensiva en su blog (medio de comunicación personal pero PÚBLICO)…

La explicación es sencilla, LO HAGO A MODO DE AUTOCRÍTICA (VENGA TIRARME HUEVOS).

Me lo inspiró un comentario anónimo que me llegó a la anterior entrada del blog y que no publiqué porque aparte de ofenderme a mí, ofendía a otras personas. La entrada anterior como habréis leído iba de algunas virtudes personales, que desde mi punto de vista tiene Jorge Egocheaga. Algunos comentarios se refirieron a que si yo cuestionaba o no los logros himaláyicos de Jorge, cuando para nada y así los contesté. Pero entre todos hubo un comentario anónimo que despertó en mí la Ira…después de respirar tres veces seguidas decidí borrarlo porque no hay mayor desprecio que el no aprecio. Parecía escrito por alguien que pretendía “ofenderme sinceramente”….desde el anonimato. Textualmente no me acuerdo lo que escribía, pero en lo que opinaba sobre mí el tío tenía su gracia: “escribía que yo era un alpinista de pajares y un renacentista (me imagino que por lo ilustrado) que me había aprovechado de mi expareja para conseguir mi plaza de profesor titular de universidad…” Además opinaba sobre otras personas en un tono similar, faltándoles al respeto en un burdo intento ineficaz de resultar al lector una “pluma irónica” se convirtió en un bufón haciendo chascarridos con una total falta de gusto, gracia y educación…Por todo eso, y porque me dió la gana decidí censurarlo. Sin embargo me llamó la atención una cosa. Daba la sensación de que estaba escrito por alguien próximo, que cree conocerme bien y que por alguna razón que no imagino me odia. Creo que la ira es un pecado capital que puede estar motivada  por otro: la envidia. En cualquier caso si este perturbado que me ronda quiere salir del anonimato, no tiene más que mandarme otro comentario anónimo (que el manager de los sistemas informáticos que curra conmigo es muy bueno pillando los IP de los infiltrados anónimos)….Y ya os cuento de quien se trata.

Siempre aprendiendo… a vivir.

Meteoasturias mañana y tarde

MeteoAsturias.com'; } else{ echo ' MeteoAsturias.com'; } ?>

Riesgo de aludes

En YouTube podéis ver videos espectaculares de avalanchas y aludes de nieve relacionados con el tema para que veáis que el tema cuando está chungo hay que ir con mucho cuidado...La vida es lo único que realmente poseemos.

Riesgo de aludes comentado

Cross Telegrafo 2009

Human planet:...esto explica muchas cosas

Se ha producido un error en este gadget.

Economía del crecimiento y obsolescencia programada

No me voy a calzar un rollo socio-económico a cerca del absurdo sistema que hemos creado entre todos para el interés de unos pocos y la desgracia de todos (ya hay mucho y bueno en la red para informarse, sólo tenéis que utilizar el título de la entrada como búsqueda). Simplemente voy a decir que No me gusta y como No me gusta que me obliguen a consumir más para seguir “creciendo y así salir de la CRISIS” y no me gusta comprar en tiendas que luego no se responsabilizan de los productos que venden. Voy a convertir esta entrada en una página de denuncia (que espero vayáis incrementando vosotros) en las que pondremos productos que cuesta más su arreglo que uno nuevo y tiendas con una atención al cliente deficiente o nula.

No es simplemente el derecho al pataleo. Es que lo que no se denuncia se acaba enquistando en el sistema….en NUESTRO SISTEMA.

Ahí van los primeros de la lista (que sirvan de modelo para como podéis denunciar aquí casos similares para que todo el mundo lo sepamos):

Producto:

Cámara digital Sony Cybershot DSC-W200

Antigüedad: 4 años

Incidencia: la pantalla manda un mensaje de apagar y volver a encender la cámara (no deja tomar fotografías) Fallo: al parecer de la fuente de alimentación o la placa base????. Intenté repararla en tres establecimientos de informática.

Establecimiento de venta:

Morés: una empresa de artes gráficas fundada en 1977 en la calle Viaducto Marquina (Oviedo, España).

Motivo: Resolvieron el problema diciéndome que contacte yo directamente con los servicios técnicos de Sony?????.


p.d: podéis mandarme vuestras experiencias como comentarios que yo las trasladaré a la lista. Gracias

Seguidores