lunes, 17 de junio de 2013

La sinceridad ofensiva



Cuando era más joven, y tenía de referencia a otras personas aprendí que la sinceridad es una virtud que ayuda a diferenciar a los amigos de los conocidos. Alberto Sío, mi gran amigo, compañero de estudios y escaladas, una noche turbia del tercer curso de geología (año 1985) en el campamento de estratigrafía bajo los efectos del libado excesivo de alcohol, cayó comatoso al suelo. Como sabía que padecía de un soplo al corazón enseguida aparté al resto de los compañeros que como él tenían tanto exceso de alcohol, como falta de cordura. Se desvaneció ligeramente y en cuanto volvió a abrir los ojos, con un pedo tremendo me miró  y me espetó a la cara: ¡Brojos tres años viviendo juntos y no tienes ni puta idea de quién soy yo y lo que pienso! Y  a renglón seguido se terminó de despachar vomitándome encima, justo antes de volver a perder el conocimiento.
Ese hecho marcó la relación a posteriori y basamos nuestra amistad en una sinceridad total, incluso ofensiva diría yo. De hecho cuando era joven y orgulloso presumía de practicar la sinceridad ofensiva: hay que decir a los demás lo que piensas realmente, incluso aunque ofendas, y más si es un amigo. Sin embargo aunque me lo creía a pies juntillas, no fui del todo fiel a esta máxima, ni siquiera con la gente más querida. Porque sólo cuesta poco decir las verdades que afectan a los demás, pero no las que ponen en cuestión las propias miserias.
Cuando empecé este blog por el año 2009, aún pecaba de soberbia y me permití ironizar sobre determinados pecados capitales presentes en el mundo de la montaña y la escalada como son la soberbia y la envidia y con ello desaté otro (la ira) de los que se sintieron aludidos, aún sin poner ejemplos con nombres propios. El experimento me costó malos rollos varios y perder a más de un amigo. Es evidente que estaba en un error. Hoy en día pienso que los consejos y las opiniones sobre los demás hay que darlos cuando te los piden, a cuenta gotas y mirando a los ojos del implicado. Porque una opinión personal no es más que eso (personal) y cuando se hace pública puede resultar claramente ofensiva. Entonces os preguntaréis ¿Qué hace este tío hablando sobre la sinceridad ofensiva en su blog (medio de comunicación personal pero PÚBLICO)…

La explicación es sencilla, LO HAGO A MODO DE AUTOCRÍTICA (VENGA TIRARME HUEVOS).

Me lo inspiró un comentario anónimo que me llegó a la anterior entrada del blog y que no publiqué porque aparte de ofenderme a mí, ofendía a otras personas. La entrada anterior como habréis leído iba de algunas virtudes personales, que desde mi punto de vista tiene Jorge Egocheaga. Algunos comentarios se refirieron a que si yo cuestionaba o no los logros himaláyicos de Jorge, cuando para nada y así los contesté. Pero entre todos hubo un comentario anónimo que despertó en mí la Ira…después de respirar tres veces seguidas decidí borrarlo porque no hay mayor desprecio que el no aprecio. Parecía escrito por alguien que pretendía “ofenderme sinceramente”….desde el anonimato. Textualmente no me acuerdo lo que escribía, pero en lo que opinaba sobre mí el tío tenía su gracia: “escribía que yo era un alpinista de pajares y un renacentista (me imagino que por lo ilustrado) que me había aprovechado de mi expareja para conseguir mi plaza de profesor titular de universidad…” Además opinaba sobre otras personas en un tono similar, faltándoles al respeto en un burdo intento ineficaz de resultar al lector una “pluma irónica” se convirtió en un bufón haciendo chascarridos con una total falta de gusto, gracia y educación…Por todo eso, y porque me dió la gana decidí censurarlo. Sin embargo me llamó la atención una cosa. Daba la sensación de que estaba escrito por alguien próximo, que cree conocerme bien y que por alguna razón que no imagino me odia. Creo que la ira es un pecado capital que puede estar motivada  por otro: la envidia. En cualquier caso si este perturbado que me ronda quiere salir del anonimato, no tiene más que mandarme otro comentario anónimo (que el manager de los sistemas informáticos que curra conmigo es muy bueno pillando los IP de los infiltrados anónimos)….Y ya os cuento de quien se trata.

Siempre aprendiendo… a vivir.

Meteoasturias mañana y tarde

MeteoAsturias.com'; } else{ echo ' MeteoAsturias.com'; } ?>

Riesgo de aludes

En YouTube podéis ver videos espectaculares de avalanchas y aludes de nieve relacionados con el tema para que veáis que el tema cuando está chungo hay que ir con mucho cuidado...La vida es lo único que realmente poseemos.

Riesgo de aludes comentado

Cross Telegrafo 2009

Human planet:...esto explica muchas cosas

Se ha producido un error en este gadget.

Economía del crecimiento y obsolescencia programada

No me voy a calzar un rollo socio-económico a cerca del absurdo sistema que hemos creado entre todos para el interés de unos pocos y la desgracia de todos (ya hay mucho y bueno en la red para informarse, sólo tenéis que utilizar el título de la entrada como búsqueda). Simplemente voy a decir que No me gusta y como No me gusta que me obliguen a consumir más para seguir “creciendo y así salir de la CRISIS” y no me gusta comprar en tiendas que luego no se responsabilizan de los productos que venden. Voy a convertir esta entrada en una página de denuncia (que espero vayáis incrementando vosotros) en las que pondremos productos que cuesta más su arreglo que uno nuevo y tiendas con una atención al cliente deficiente o nula.

No es simplemente el derecho al pataleo. Es que lo que no se denuncia se acaba enquistando en el sistema….en NUESTRO SISTEMA.

Ahí van los primeros de la lista (que sirvan de modelo para como podéis denunciar aquí casos similares para que todo el mundo lo sepamos):

Producto:

Cámara digital Sony Cybershot DSC-W200

Antigüedad: 4 años

Incidencia: la pantalla manda un mensaje de apagar y volver a encender la cámara (no deja tomar fotografías) Fallo: al parecer de la fuente de alimentación o la placa base????. Intenté repararla en tres establecimientos de informática.

Establecimiento de venta:

Morés: una empresa de artes gráficas fundada en 1977 en la calle Viaducto Marquina (Oviedo, España).

Motivo: Resolvieron el problema diciéndome que contacte yo directamente con los servicios técnicos de Sony?????.


p.d: podéis mandarme vuestras experiencias como comentarios que yo las trasladaré a la lista. Gracias

Seguidores